Tiempo de lectura: 4' 36'' No. de palabras: 709

Tras caminar 100 metros desde la carretera, cinco personas se ubican debajo de una carpa, junto a una oficina-contenedor. La vía es de tierra y por ella recién pasó un rodillo para nivelar el suelo.

Con el rostro sudoroso, Juan Manuel Aguagallo se muestra algo pesimista. “No creo que me vayan a dar una casita para reemplazar el terreno que me quitaron”, dice este comerciante ambateño.

El hombre se quejó que pagó USD 800 de los 1 200 en que le vendieron su terreno en Ciudad de Dios, en el noroeste de Guayaquil. “Yo perdí todo, me quitaron mi solar, no recuperé mi dinero y ahora tengo que pagar para sacar una casa nueva”.

María Soledispa, junto con su hija, yerno y nieta, pedía información de los requisitos para aplicar por una vivienda en el programa Ciudad Victoria, promovido por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi).

Muchos de los perjudicados por los traficantes de tierras y que tienen la prioridad para el trámite de las casas recién se informan de los requisitos o retoman los trámites. Otros están avanzados.

Esa urbanización fue destinada para reubicar a las familias que fueron desalojadas de los asentamientos informales. El plazo del Gobierno para abandonar el sitio fenecerá este fin de año.

En la comodidad del aire acondicionado, los usuarios son atendidos por Patricio Santos, Eugenia Foster y Guillermo Briones. Ellos hacen la labor de difusión del plan. Facilitan la información y los trámites antes de enviarlos a las oficinas de la Inmobiliaria Dartscorp que construirá 8 000 soluciones habitacionales.

Esas oficinas funcionan a escasos 10 metros en las tres villas modelos. Son edificaciones bifamiliares (dos plantas) con 40 m² de construcción y 25 m² de patio.

De 3 622 familias que serán reubicadas, según la fotografía aérea y el censo levantado por el Instituto Geográfico Militar (IGM), existen unas 1 200 solicitudes pre aprobadas.

A 300 metros del lugar se escucha el ruido de la maquinaria pesada. En esa zona se construyen las primeras 420 casas. En marzo, el entonces ministro Walter Solís anunciaba el cronograma de entrega: 800 en agosto y se completarían 2 000 este diciembre.

Lo cierto es que 120 viviendas están terminadas, salvo pequeños retoques. Pero su entrega se iniciará a fines de enero del 2012. El martes estaba prevista la visita del presidente de la República, Rafael Correa, pero el recorrido se suspendió.

Quien sí acudió a visitar la obra fue Pedro Jaramillo, actual ministro de Vivienda. Constató el avance de las casas y de las obras complementarias. También, la preparación del terreno para el inicio de nuevas edificaciones.

Este Diario intentó una entrevista con Patricia Ramírez, gerenta del proyecto, sobre los atrasos pero se informó que se mantenía en reuniones.

En las zonas en conflicto, el panorama es de desolación. Por decenas, casas de cemento y de caña están derribadas por doquier. Es la consecuencia de los operativos que desde fines del 2010 han realizado -en conjunto- la Policía y las Fuerzas Armadas.

Por las empedradas calles de la Cooperativa Sergio Toral 3, Francisco Andrade camina presuroso. “No sabemos cuándo vendrán a sacarnos a los que aún quedamos”, dice con temor.

En Tierra Prometida, Elvia Naula cuenta que pagó USD 1 200 al dirigente Tony Estacio por un terreno en el 2007. “Eso sin contar con lo gastado en la casita. No tengo para pagar la casa del Miduvi”.

Igual queja tiene su vecina Gloria Vega, quien poco ha avanzado con los trámites. “Tengo cinco hijos, uno con discapacidad, mi esposo es guardia y gana lo básico. No sabemos qué hacer”.

Las dudas y el temor se mantienen en las zonas donde, desde hace un año, maquinaria pesada del Ejército derrumba las casas en terrenos considerados invasiones.

Para los censados

El proyecto Ciudad Victoria  comprende 8 000 soluciones habitacionales:  3  622 serán para quienes fueron desalojados y registrados en el censo.

El 28 de diciembre  del 2010, el presidente Rafael Correa sobrevoló las invasiones. Anunció los desalojos y ofreció reubicar a unas 5 000 familias.

Las casas   tienen un costo de USD 12 000. Se financian con los USD 5 000 del Bono de la Vivienda y el saldo es a 12 años plazo.

Califique
2
( votos)